PREGUNTAS FRECUENTES DE LOS FAMILIARES

¿DEBO INTERNAR EN UN #CENTRO DE REHABILITACION O CLINICA DE REHABILITACION A MI FAMILIAR QUE CONSUME #DROGAS, #SUSTANCIAS, o con #ADICCION #DROGADICCION SIC FAMILIAR? ¿QUE SE ESPERA LOGRAR CON EL TRATAMIENTO?       

Considero que el problema de consumo de sustancias en una persona impacta a nivel familiar en todos los sentidos dentro de los integrantes de dicha familia y es comprensible tengan dudas acerca de no saber qué hacer con este problema, dudan sobre cómo manejar el problema de la adicción, les han contado sobre experiencias poco favorables dentro de lugares tal vez no especializados en el manejo de adicciones.    Respondiendo a dicha duda sobre si debe internarlo para el manejo de su adicción la respuesta es SI, la cual debe de ser considerada siempre concensuado, el familiar al ser la persona para ingresar debe ser considerado para dicha decisión.

Se considera el papel fundamental del internamiento de un paciente con adicciones, en una clínica especializada en manejo y rehabilitación en adicciones, tiene el importante papel de ofrecerle a su familiar un área segura con manejo profesional con un modelo de atención integral individualizado de tipo médico-psiquiátrico-psicológica, donde lleve a cabo una desintoxicación física inicial, y de sostén, así como su seguimiento y acompañamiento supervisado de esa fase. Dicha atención nos dará la seguridad de que el paciente se estabilice en forma física y mental para poder llevar a cabo manejo de rehabilitación a corto y largo plazo.                                                                 El familiar debe tener la tranquilidad de saber a su paciente en un área donde no tendrá ningún tipo de acceso a consumir las sustancias que le han generado su problemática con la adicción. CLINICA SER ofrece atención como #clinica especializada en manejo de adicciones, con apego a programas y normas establecidas para atención a las adicciones.                                                                                                                Justifica internar a un paciente en una clinica en materia de adicciones, porque debido que presentan una situación de dependencia a alguna sustancia, desconocemos el estado de salud general y-o grado de daño secundario al consumo, necesitan valoración médica y un manejo individualizado, que puede llevarse a cabo a través de una sucesión de intervenciones específicas hasta el logro de niveles deseables de bienestar y salud mental. Los modelos de atención se basan en comprender la conducta del individuo por su relación con condiciones de vida que su vez es tan compleja una adicción que tiene que ver con aspectos individuales, familiares, sociales y culturales. Que se espera lograr con el tratamiento:                                                       Dependerá mucho del apego de paciente a su tratamiento médico-psicológico al egreso de la clínica de rehabilitación esperamos obtener en forma diferente en cada paciente.

1.-Mantener la abstinencia o reducción de las cantidades de consumo

2.-Prevenir de las recaídas

3.- Mejora del estado o funcionamiento físico y psicosocial del paciente.

4.- Control de gastos y problemas económicos generados por el consumo.

5.-Tendremos a una persona productiva, autónoma e independiente.

 6.- Disminución del sufrimiento familiar e individual.

Se sugiere siempre en problemas de consumo de sustancias buscar ayuda profesional, no esperar a que sea un problema incontrolable o daños secundarios al consumo, él hecho de recibir información no obliga a un paciente a hacer algo que no desea, pero puede abrir el panorama hacia las soluciones y acciones a seguir para su atención tanto de la familia como del inviduo afectado por tener el problema relacionado con el consumo de drogas. En CLINICA SER te ofrecemos la ayuda que necesitas para el manejo que necesitas para tu paciente será un placer poderte servir contactate con nosotros.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Dra. Nadia Ibarias Cortes

Especialista en el manejo de las adicciones

Jefa hospitalización CLINICA SER.

CONFIANZA COMO INSTRUMENTO EN LA RECUPERACIÓN

En las adicciones, sabemos que no solo nos referimos al consumo de ciertas drogas, sino que también a todas las sustancias de cualquier tipo, procesadas o naturales, la lista se ha incrementado, sumándose la comida, las compras, e inclusive las bebidas que contienen cafeína.

Por otro lado las adicciones a ciertas actividades, como el trabajo, las apuestas, el juego, la limpieza, la televisión, las redes sociales, acumulociones etc. Y por si no fuera poco podemos encontrar las adicciones de tipo emocional como la celotipia, pensamientos obsesivos, el sentir culpa, perfeccionismo, aprensión o mitomanía.

En este sentido es cuando nos damos cuenta que la mayoría de las personas, conoce, vive o convive con una persona con dificultades con el consumo o actividad relacionada a la adicción. Las adicciones tienen características compartidas, la primera que podemos mencionar es la atención distorsionada, ha perdido el equilibrio, aquel que le permitía desempeñarse en su día a día, teniendo energía, voluntad y convicción para desempeñarse. Las personas adictas se alejan cada vez más a todo lo que le daba estructura en su vida, hasta el punto de constituirlo como su centro de vida y destrucción.

Las adicciones tienen una estrecha relación con la parte emocional, por lo que en la mayoría de las ocasiones algo pasaba en la vida de esa persona que produjo el consumo, por lo que la adicción siempre llegara a remplazar algo que en ese momento no se tiene, “ una carencia” fundamentalmente emocional, un vacio, un momento de crisis, como puede ser la soledad, alguna perdida, rupturas, duelos, abandono o abuso, remplazándose así las experiencias afectivas, estos momentos no superados han cavado los cimientos más profundos de los seres humanos, de esta forma es el inicio de una vida caotica, reduciendo el desarrollo cotidiano de las personas, especialmente con la voluntad, esa capacidad de ordenar la propia conducta.

Como consecuencia de ello, empieza a existir un deterioro en las cogniciones, en la salud, en la familia, amigos y labores en general, pues la parte más importante de los seres humanos para crecer, madurar, está perdida, encontrándose en un mundo de compensación inmediata, infinita y cíclica donde la culpa y la satisfacción del impulso, no dejan de estar presentes.

Con toda esta circunstancia ocurre algo en el interior de las personas que se daña y es la confianza, lo más complicado de recuperar, sobre todo porque se requiere tiempo, un proceso que en ocasiones el adicto no está dispuesto a esperar, debido a la gratificación inmediata.

Considerando estos factores en la CLÍNICA SER, a través del tratamiento integral, el enfermo con adicción, se reconstruye desde una nueva perspectiva para salir adelante, sobretodo en la confianza de creer en sí mismo, aquella misma que se dejo en algún lugar para afrontar situaciones en la vida y crecer, la recuperación por el amor a sí mismo, son claves para una verdadera recuperación.

La confianza en sí mismo es contundente, para habitarse de una forma sana, la reafirmación como personas producen pertenencia en el mundo, valía como personas y tiene como consecuencia fortaleza interna ya que es en esta estructura donde se encuentra la raíz de la adicción.

Cuando en las personas existe confianza, permite enfrentarse con sus mismos demonios miedos y miserias, pero desde una perspectiva nueva, amorosa… restaurar la confianza en sí mismo, permite tomar nuevas decisiones nuevas. La única sanación eficaz es la que se construye desde adentro hacia afuera, es cuando se planta en la convicción personal de querer ser libre de cualquier dependencia, ya sea de substancias, actividades, sentimientos o personas.

_____________________________________________________________________________________________________________________

PSIC. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA MTRA.

EN PSICOTERAPIA Y DIAGNOSTA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Sexo Drogas y Alcohol

Una trilogía sin fin, un relato que a pesar del silencio de la sociedad a estos tres temas por separado, da una relación infinita de relatos en rehabilitación. El alcohol es el lubricante social preferido por la sociedad, la mariguana va en realce y en muchos lugares concurridos por los jóvenes en la vida nocturna abunda un sinfín de opciones de sustancias de consumo ilícito.

Así que para que los jóvenes se disfracen de Sebastián Ruli y Belinda a pesar de lo increíble que parezca, ya entonados o puestos se presentan, se desinhiben y dan rienda suelta.

Regresemonos tantito, cuantos rituales hay en este proceso? Desde limitarse en la semana o inventar un cuento chino, comprar el outfit adecuado, juntar a la pandilla para salir, empezar en el precopeo en casa de Luis, para llegar bien a la party, posiblemente ya hubo unos cuantos retos superados para saludar a sus amigos reyes de la noche y dueños de nada.

Se conocen de vista, cantan una de reguetón se empiezan a dar sus besos y perrean hasta el piso, acaban yéndose juntos en un Uber a pasar la noche, tienen sexo sin protección para saber si por suerte no se contagian de una de tantas enfermedades venéreas. Qué curioso que ahora la preocupación hacia el embarazo sea secundario. En fin, al día siguiente despiertan junto a un adefesio y con los pelos de punta buscan una venta para huir sin saber dónde exactamente están y sin el celular de nuevo.

Ced 6987755

Mtro. Edward G. Fisher N.

 

LA NEGACIÓN EN LA ADICCIÓN

A medida que los adictos empiezan a acumular problemas (en el trabajo, hogar, socialmente), inevitablemente comienzan a negar dos cosas:

 

1.- Que la droga constituya un problema que no pueden controlar.

2.- Que los efectos negativos en sus vidas tengan alguna conexión con el uso de la droga.

 

Como la negación es un proceso mental ficticio, negar la propia adicción o sus consecuencias significa, literalmente, estar fuera de contacto con la realidad.

La negación asume muchas formas:

 

Negar terminantemente: «No, yo no tengo ningún problema»

Minimizar: «No es tan grave»

Evitar el tema por completo (ignorarlo, negarse a abordarlo o desviar la atención a otro tema)

Culpar a otros: “Por supuesto que lo hago… ¿quién no lo haría teniendo una esposa/jefe/hijos, como los míos”

Racionalizar: «Lo mío no es tan grave», «Yo no estoy tan enganchad@» además ¿qué tiene de malo?

 

En muchas ocasiones todos saben que la persona tiene un problema, pero el último en darse cuenta es quien consume, por lo tanto, lo más importantes para que se genere una concientización sobre la enfermedad es transmitir reflexiones concretas sobre la conducta y sobre el modo en que ésta le afecta a la familia, no tiene caso mencionar “puedes llegar a psiquiatría, al panteón o a la cárcel si continuas así” por qué si el paciente no ha vivido nada de esto los mecanismos de defensa le impedirán mirar esta realidad.

Sin embargo, si se menciona al paciente hechos concretos ya vividos y el daño real a la familia es más fácil que reflexione.

En clínica ser se hace consciente al paciente de esta situación y se trabaja para afrontar esta realidad.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Psic. Jehú Rosales Gómez.

C.P. .6041334

Terapeuta de Clínica SER

Referencias: Instituto para el Estudio de las Adicciones.

http://www.lasdrogas.info/sustancias/sustancias-los-4-signos-cardinales-de-la-adiccion/