¿Internamiento Involuntario?

¿Por qué NO es recomendable un internamiento involuntario de un familiar con problemas de alcoholismo o adicción?

Cuando hay problema de adicción (para el alcoholismo también aplica la terminología “Adicción”) la familia generalmente se encuentra tan angustiada y desesperada que muchas veces piden la ayuda a modo de querer ingresar a su usuario a un centro de rehabilitación de manera involuntaria, lo cual se logra generalmente a través de engaños o mediante un grupo de personas que los someten (en contra de su voluntad) para así “recibir la ayuda”.

Obviamente la consecuencia es que la persona va a estar muy enojada y resentida en un principio ya que no fue decisión de él(ella) sino de su familia, y a pesar de que la intención era por un acto de amor, terminan convirtiéndose en una imposición de la propia voluntad, con lo cual la posibilidad de rehabilitarse es mínima.

¿Pero si no lo hacemos tememos que se vea afectado? Ese es el mayor argumento por el cual la familia toma esa decisión, es de entender que la familia piense así, y es importante aclarar que es válido no saber y por esa razón es la idea de este artículo, ya que para que un adicto se atreva a pedir ayuda es porque el estilo de vida o las consecuencias que está viviendo a raíz de su consumo son tan desagradables y/o dolorosas que no soportará más seguir viviendo así (fondo de sufrimiento) y es ahí cuando ahora sí, pedirá la ayuda que lo saque de ese infierno en el que vive.

El problema es que la familia no se atreve o no soporta ver a su familiar adicto en esas condiciones de sufrimiento y antes de que “toque fondo” usualmente terminan rescatándolo y por consiguiente prolongando esta enfermedad e irónicamente haciendo que cada vez las consecuencias sean más dolorosas y más peligrosas.

Recuerde, la clave para que nuestro familiar pida la ayuda, es dejarlos que toquen su fondo de sufrimiento y ahora, sí busque la ayuda de un centro especializado de adicciones, en donde sea tratado con respeto y amor. Los lugares en donde se usa el maltrato, la violencia y la descalificación generan un bloqueo que impide la plena recuperación. Si bien muchos lugares dicen que funciona, pero no es porque la persona se haya rehabilitado, sino porque simplemente se está aguantando a no hacerlo por temor a que lo vuelvan a internar pero no por el deseo de elegir un nuevo estilo de vida.

Piénselo, medítelo y si identifica mucha ansiedad y preocupación en usted, pida ayuda pero no para su familiar adicto, sino para usted.

“El que pide la ayuda, es el que necesita la ayuda”.

Guillermo Rojas Ayón

Especialista en adicciones

Ced. Prof. 7237938

Terapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

RELACIONES TÓXICAS EN EL ADICTO Y EN LA FAMILIA

Cuando escuchamos hablar de relaciones tóxicas, muchas veces lo primero que solemos pensar es en que se trata de una mala persona, sin embargo hay que aprender a quitar ese prejuicio e identificar la causa (quizás se deba a una persona emocionalmente dañada, que tiene resentimientos, que traiga fantasmas del pasado que la lastiman, que tiene comportamientos auto destructivos como por ejemplo la adicción o conductas rescatadoras y facilitadoras que conducen a la codependencia) es importante aprender a no engancharse con ellas,  desarrollando una espiritualidad sana que ayude a equilibrar el sistema familiar disfuncional, ya que si no lo hacemos estaríamos condenados en una red negativa de la que seria muy difícil salir, porque clavarnos en ese aspecto por los diversos problemas de la vida cotidiana nos harían “sentirnos mal” “culpables” y “ los malos del cuento”

Por ende una relación tóxica consiste en que una o ambas partes sufren y se ven sometidos a un enorme desgaste emocional con el objetivo principal de convencerse a ellos mismos que pueden salvar esta unión, sin embargo es importante reconoce que estos patrones negativos se observan tanto en el paciente adicto como en el codependiente, Justo ahí es donde nace la manipulación, la mentira, el victimizarse y el autoengaño de saber que todo “ está bien “

Recordemos que las personas tóxicas jamás van aceptar que están en un error, siempre querrán tener la razón y estarán firmemente convencidos de que están en lo correcto, por ello no buscan la ayuda e intentarán justificarse a toda costa.
En clínica ser nuestro principal motivo es romper con estas cadenas de autodestrucción, generar conciencia y poder ayudar al paciente adicto y a su familia a encontrar un camino de estabilidad.
Sin duda Clínica SER® es tu mejor opción para reparar daños y vivir una vida con calidad, libre de adicciones y de codependencia.

Cristhel A. Segovia Rivera
Especialista en adiciones

Ced prof. 8293913

Terapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

“Adicción o enfermedad”

En la actualidad ha existido una discusión social que gira alrededor de la pregunta: ¿Es la adicción un vicio o una enfermedad?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), se considera a una enfermedad como un desequilibrio tanto físico como mental y social que presenta un individuo. Al adquirir una enfermedad, se originan diferentes síntomas y signos que va a afectar a todo el organismo a algún órgano o en particular, reflejándose en la vida del individuo.

Cuando hablamos de una adicción, a ésta la podemos definir como una enfermedad de tipo crónica y recurrente del cerebro modificando este órgano, junto con su estructura y funcionamiento que se ven afectados, teniendo como características principales la búsqueda y consumo compulsivo de drogas a pesar de las consecuencias que su consumo provoca.

La adicción genera un desequilibrio físico que afecta a todo el organismo, principalmente mientras se consume la sustancia, esto va acompañado de un desequilibrio mental debido a que las drogas modifican el funcionamiento del cerebro, provocando que la conducta se vea afectada y cambie el proceder de tal manera que pareciera que la persona no fuera ella misma, ya que cambian sus pensamientos y actitudes. Tales cambios pueden ser de duración prolongada, llevando a la persona a comportamientos obsesivos, compulsivos e incluso paranoicos que pueden conducir a situaciones peligrosas.

Socialmente el medio en el que se desarrolla la persona en adicción llega  a desequilibrarse, afectando, principalmente a la familia, estudios, trabajo y amigos entre otros.

La adicción es una enfermedad de tipo multifactorial debido a las diversas causas que favorecen el desarrollo de la misma, pudiendo ser de tipo psicológico, psicoemocional, social y físicas, que se irán desarrollando a través de un proceso que inicia con el contacto con las sustancias, seguido de su experimentación, el uso y abuso y concluyendo en la adicción.

Por estas razones, la Sociedad Médica Americana en 1956, reconoce a la adicción no como un síntoma o como una secuela de otra enfermedad, sino como una enfermedad primaria y definido como Trastorno por Uso de Sustancias, según se define en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition [Manual de Diagnóstico y Estadísticas de los Trastornos Mentales, quinta edición] (DSM-5, 2013).

Para reconocer la presencia de la enfermedad en una persona, hay que poner atención cuando se presenta una dependencia de tipo psicológica (pensamientos de no poder abandonar o dejar el alcohol o drogas), una dependencia física (cuando la persona refiere que el cuerpo se lo pide y le es necesario), tolerancia adquirida a la sustancia (cada vez necesito más para sentir lo mismo) acompañados de un vacío existencial, emocional y espiritual.

Si se llegasen a reconocer estos signos y síntomas, la persona requiere una rehabilitación de adicciones integral multidisciplinaria con profesionales de la salud para lograr su recuperación.

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Cédula Profesional 8488797

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

EL SENTIDO DE LA VIDA

“La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía” Mahatma Gandhi

Las personas tenemos la capacidad de descubrirnos, viajando, vinculándonos, explorando, haciéndonos preguntas acerca de lo que nos pasa, al disfrutar, vivir momentos críticos y cuando sucede indiscutiblemente eres otra persona. Por lo que la vida de cualquier ser humano requiere irse definiendo mientras caminamos y experimentamos las decisiones de la vida cotidiana, esta situación puede dar orientación y sentido a nuestra vida, esto va a influir en gran medida, en el grado de realización que se alcance.

Para que esta ruta o camino personal vaya cobrando sentido se requiere de reflexión, así como de ir entendiendo los aspectos que nos encaminan o alejan de las metas. A veces vivimos sin pensar qué queremos realmente, de qué manera y cómo lo podemos conseguir, porque estamos enfrascados en lo cotidiano, en las demandas del contexto o en los intereses personales actuales, tomar las riendas de nuestra vida supone exigirse coherencia y autenticidad para mantenerse fiel a los propios proyectos. Nuestros proyectos buscan alcanzar la felicidad. Es por ello que en el Tratamiento de las Adicciones  de Clínica SER® es indispensable el proceso de brindar a las personas una nueva mirada hacia su vida y existencia, que permita una mejor calidad de vida, resignificando momentos críticos, para que adquieran habilidades socioemocionales que permitan el desarrollo personal y familiar.

El camino se inicia prestando atención a las necesidades, tanto físicas como emocionales, por ejemplo: alimento, salud, libertad y autonomía, confianza en uno mismo, relaciones interpersonales satisfactorias, buenos niveles de autoestima, sentirse capaz de lograr metas, auto realización. El psiquiatra austriaco Víctor Emil Frank dijo que “la sociedad se olvida de satisfacer la más humana de todas las necesidades del hombre, la de encontrar sentido a la vida”. Encontramos que la sociedad actual intenta imponer un modelo de realización personal, por intermedio del “temer” “disfrutar”, así como del “conseguir” de manera individual, más que del “ser”, “ayudar” y del “dar”. Si el sentido de la vida está puesto en las cosas materiales, esto hará que se persigan expectativas de acumulación y disfrute de bienes también materiales, las cuales, de no poder lograrse, provocarán la sensación de un futuro incierto o con frustración.

El sentido que le encontremos a nuestra vida orientará nuestro camino, tanto las metas personales a seguir como la manera de lograrlas. Este sentido organiza nuestra energía, nuestras acciones y decisiones y las orienta hacia un mismo fin, el de nuestra realización personal. Es importante que nos cuestionemos y reflexionemos situaciones básicas, tales como: ¿quiénes somos?, ¿qué queremos?, ¿qué es importante para nosotros…? (a nivel intelectual, social, emocional, espiritual, etc.), ¿de qué manera somos felices?, ¿cuáles son nuestros ideales?, ¿con qué valores nos comprometemos?, ¿cuál es el papel que tenemos dentro de la sociedad?, ¿cómo podemos contribuir a la felicidad de otros?, ¿qué estamos haciendo a respecto?… muchas de estas y otras respuestas nos irán dando el sentido que buscamos para nuestra vida. Las personas encuentran el sentido de sus vidas en sí mismas y en la relación con los demás. Ello implica un ejercicio diario que requiere esfuerzo, en este proceso se vivirán éxitos y fracasos, pero es necesario saber que nos vamos construyendo y que debemos aprender incluso de nuestros errores.

La idea del sentido de la vida se refiere, entonces, al camino que se elige para vivir y al significado que tiene para nosotros. Este camino lo vamos construyendo día a día y depende de cada persona.

“Quien tiene un por que vivir, encontrará un cómo”. Nietzsche

MTRA. BLANCA CECILIA ADÁN PERALTA

CÉDULA PROFESIONAL 10769035

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com

El papel del Arteterapia en el proceso de la Rehabilitación de Adicciones

Durante los tratamientos de abordaje en las adicciones, podemos ver que el ser humanos es el resultado de un sinnúmero de factores que involucran al paciente en una situación que resulta compleja, por lo que se deben de abordar otra áreas aparte de la individual, la familiar, la educativa, la social, etc.

El arte cumple  con objetivos que ayudan al paciente a reconocerse a sí mismo, a expresar sus sentimientos y su ansiedad a través de la creatividad, como es el caso del Arteterapia, el cual no solo es un manejo de tiempo libre, ocupacional o de juego, sino que se convierte en un tipo de intervención en sí misma.

Las adicciones son producto de una realidad interna en donde el paciente deja de tener control sobre sí mismo y sus emociones y, por consiguiente, se pierde colateralmente el contacto afectivo con su entorno, mostrando signos y síntomas de ser incompletos, lo que no le permite tener paz y felicidad interna.

El Arterapia le permite al paciente adentrarse en un espacio interactivo proclive en donde puede expresar libre y espontáneamente sus emociones y pensamientos, sin presiones o reclamaciones.

El modelo de intervención en Arteterapia que utilizamos en Clínica SER®, se basa en actividades que buscan un fin último de manera gradual, en donde el paciente se siente con mayor confianza, debido a que existe un proceso que le va permitiendo lograr objetivos  precisos, logrando enlazarlo a su proceso general, lo cual se genera a través de las Artes Plásticas, principalmente el dibujo y la pintura, lo que le permite ver su potencial creativo y expresivo sin temor a la equivocación, que por lo general subyace en pacientes con la condición de la adicción.

El fin fundamental es que el paciente pueda mostrar sus situaciones personales que provienen desde lo más íntimo de su ser, para que puedan desarrollar una confianza a partir de lo que cada uno expone sobre en sí mismo, a través de la creación de elementos y símbolos que le faciliten el autoconocimiento.

El paciente se coloca al centro de la acción y se siente importante, ya que la materia prima del trabajo es lo que va descubriendo dentro de sí, para luego transformarla, lo que le hace poner distancia entre sus sentimientos y las situaciones en las que otros intervienen, logrando así hacerse cargo de sí mismo.

En nuestra Clínica SER®, el Arteterapia es una parte integral del proceso de rehabilitación de adicciones, en la que nuestros pacientes logran los objetivos propuestos por la misma, integrados a su tratamiento general, lo que les hace obtener aún más herramientas en su procesos.

Mtro. Psic. Adrián Alberto Pérez Méndez

Psicoterapeuta en Clínica SER®

Cédula Profesional 8488797

Clínica SER® es tu mejor opción para la Rehabilitación de Adicciones, contamos con atención especializada de Psiquiatras, Psicólogos y Terapeutas que te apoyarán durante el proceso de Desintoxicación y Rehabilitación.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

www.clinicaser.com