Alcohol: Señales de abuso y adicción

Con frecuencia, las personas que se encuentran bajo la influencia del alcohol pueden:

  • Reír y hablar en voz alta
  • Sentirse mareadas
  • Tener la visión borrosa
  • Tener problemas para mantenerse de pie y balancearse cuando caminan
  • Tener dificultad para hablar
  • Sentirse soñolientas y relajadas
  • Desmayarse o perder el conocimiento
  • Tener ganas de vomitar
  • Pelear e inclusive ponerse violenta

Emborracharse puede llevar a una persona a hacer o decir cosas que luego se arrepienta.. También le hace más propenso a tener un accidente y lastimarse.

Después de beber mucho, las personas tienden a tener dolores de cabeza y sentirse enfermas. Esto se conoce como una resaca.

Las personas que son adictas al alcohol empiezan a tener que beber más y más para emborracharse. Puede ser que tomen un trago en la mañana para calmar o detener una resaca. Pueden beber solas y mantenerlo en secreto. Puede ser que se olviden de las cosas que pasaron cuando estaban borrachas. A esto se le llama pérdida de la conciencia.

Las personas que están tratando de dejar de beber pueden:

  • Sentirse nerviosas o tristes
  • Tener temblores
  • Sudar en exceso
  • Tener dificultad para dormir

Tener una fuerte necesidad de beber alcohol.

Fuente: https://easyread.drugabuse.gov/

En Clínica SER la AYUDA está LISTA. Visitanos en  www.clinicaser.com o Comunícate con Nosotros,  tu llamada es confidencial y no constituye compromiso alguno.

Tel. (01-222) 231-7626 / 231-7574 / 248-3324 / 249-9390

Tambien puedes acudir directamente a Clínica SER®:

Tepeyahualco 37, Colonia La Paz, Puebla, Puebla.

(A un costado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes)

¿Cómo afecta la heroína al cerebro?

http://www.garmonia-sochi.ru/upload/image/News/trudnosti-otdicha-s-rebenkom-na-more.jpg

Al entrar al cerebro, la heroína se convierte de nuevo en morfina y se adhiere a moléculas en las células conocidas como receptores de opioides. Estos receptores se encuentran localizados en muchas áreas del cerebro (y del resto del cuerpo), especialmente en aquellas áreas que participan en la percepción del dolor y en la gratificación. Los receptores de opioides también están localizados en el tallo cerebral, que controla procesos automáticos esenciales para la vida como la presión arterial, la excitación y la respiración. Con frecuencia, la sobredosis de heroína implica la represión de la respiración, lo que puede resultar en la muerte.

Después de una inyección endovenosa de heroína, el usuario reporta sentir una oleada de euforia (“rush”) acompañada de sequedad en la boca, enrojecimiento caliente de la piel, pesadez en las extremidades y confusión mental.

El consumo regular de la heroína cambia la forma de funcionar del cerebro. Uno de los resultados es que se crea tolerancia a la droga, lo que significa que el usuario necesita una mayor cantidad de la droga para obtener la misma intensidad del efecto. Otro resultado es la dependencia, caracterizada por la necesidad de continuar con el consumo de la droga para evitar los síntomas de abstinencia.

El abuso de la heroína está asociado con varias consecuencias graves para la salud, que incluyen sobredosis mortal, aborto espontáneo y enfermedades infecciosas como el VIH/SIDA y la hepatitis. El consumo crónico puede llevar a la oclusión de las venas, infección del endocardio y de las válvulas del corazón, abscesos, estreñimiento, cólicos gastrointestinales y enfermedades del hígado y de los riñones. A su vez, también se pueden presentar complicaciones pulmonares, incluyendo varios tipos de neumonía, como resultado tanto del mal estado de salud del usuario así como de los efectos depresores de la heroína sobre la respiración.

Además de los efectos de la droga en sí, la heroína que se vende en la calle a menudo contiene aditivos o contaminantes tóxicos que pueden obstruir los vasos sanguíneos que van a los pulmones, hígado, riñones o cerebro, causando daño permanente a estos órganos vitales.

Fuente: https://www.drugabuse.gov/es/publicaciones/drugfacts/la-heroina

Si tu, algún conocido o familiar requiere ayuda para su rehabilitación, en Clínica Ser® ofrecemos un Tratamiento integral siendo el más avanzado  en su tipo en México, para más información visita nuestra página dando click aqui

En Clínica SER® estamos a la vanguardia en la rehabilitación de adicciones, nuestro nivel de recuperación y no incidencia es de los más altos del país.

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390

El tratamiento para controlar el consumo de drogas

Ya que el abuso de drogas tiene tantas dimensiones y altera tantos aspectos de la vida de una persona, el tratamiento para el abuso de drogas no es sencillo. Los programas eficaces de tratamiento suelen incorporar muchos componentes, cada uno dirigido a un aspecto particular de la enfermedad y sus consecuencias. El tratamiento para la adicción debe ayudar al paciente a dejar de usar drogas, a mantener un estilo de vida libre de ellas y a lograr un funcionamiento productivo en la familia, el trabajo y la sociedad. Puesto que típicamente la adicción es una enfermedad crónica, las personas simplemente no pueden dejar de consumir drogas por unos días y curarse. La mayoría de los pacientes requieren cuidados a largo plazo para lograr la abstinencia continuada y la recuperación de la vida productiva.

Fuente: https://www.drugabuse.gov/es/temas-relacionados/el-tratamiento-y-la-prevencion-del-consumo-de-drogas

En Clínica Ser® ofrecemos un Tratamiento integral siendo el más avanzado  en su tipo en México, para más información visita nuestra página dando click aqui

En Clínica SER® estamos a la vanguardia en la rehabilitación de adicciones como alcoholismo y drogadicción, nuestro nivel de recuperación y no incidencia es de los más altos del país.

 

Llámanos, podemos ayudarte.
TEL. (01·222) 231·7626 / 231·7574 / 248·3324 / 249·9390